CELAGEM
Idioma: ES EN
Menu
Lactancia y endometriosis

La lactancia representa un menor riesgo de diagnóstico de endometriosis


El estudio, dirigido por Brigham and Women's Hospital (BWH) en Boston, MA, y publicado en el BMJ, utiliza datos del Nurses 'Health Study II (NHSII), que comenzó en 1989.

La autora principal, la Dra. Leslie Farland, investigadora del Centro para Infertilidad y Reproducción de BWH, dice: "Encontramos que las mujeres que amamantaron durante más tiempo tenían menos probabilidades de ser diagnosticadas con endometriosis".

La endometriosis es un trastorno ginecológico crónico, incurable y frecuentemente debilitante, que afecta a niñas y mujeres. Se diagnostica en alrededor del 10 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos, señalan los autores.

El trastorno surge cuando el tejido que sirve de revestimiento al útero, el endometrio, se encuentra unido a otras áreas del cuerpo, generalmente en la cavidad pélvica. Como resultado, la mayoría de las mujeres con endometriosis experimentan "dolor pélvico crónico, períodos dolorosos y dolor durante las relaciones sexuales".

Efectos de la lactancia materna

La Dra. Farland y sus colegas afirman que hay cada vez más evidencia de que la lactancia materna trae consigo beneficios de salud duraderos para las mujeres, como ayudarles a perder exceso de peso y reducir el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario y otras enfermedades crónicas.

Se ha sugerido también que la lactancia materna tiene este efecto porque prolonga la ausencia temporal de períodos menstruales (amenorrea posparto) y porque altera los niveles de algunas hormonas que se cree que juegan un papel en la endometriosis, como la oxitocina, el estrógeno y la gonadotropina.

Para su estudio, los investigadores usaron datos sobre los participantes del NHSII, que informaron al menos un embarazo durante el período del estudio. Después de excluir los datos de las mujeres que habían sido diagnosticadas con endometriosis o cáncer antes de la recopilación de datos que comenzó en 1989, el número dejado para el análisis llegó a 72.394.

Este número incluyó a 3.296 mujeres diagnosticadas de endometriosis después de su primer embarazo durante el seguimiento y cuyo diagnóstico fue confirmado por laparoscopia, que es un procedimiento quirúrgico que examina los órganos abdominales.

Con base a las respuestas detalladas a los cuestionarios del NHSII, los investigadores pudieron determinar, para cada participante, durante cuánto tiempo amamantaron, si amamantaron exclusivamente (es decir, sin introducir fórmula o alimento sólido) y cuánto tiempo transcurría antes de reanudar sus períodos (la duración de la amenorrea posparto).

Reducción del riesgo de endometriosis

Los investigadores encontraron un 8 por ciento de reducción en el riesgo de endometriosis por cada 3 meses adicionales de lactancia materna por embarazo. Esta cifra fue aún mayor (14 por ciento) para las mujeres que amamantaron exclusivamente durante esos meses.

También encontraron que las mujeres que habían amamantado durante un total de 36 meses o más durante su vida reproductiva, tenían un 40 por ciento menos de riesgo de endometriosis en comparación con las mujeres que nunca habían amamantado.

Además, las mujeres que habían amamantado exclusivamente durante 18 meses o más durante su vida reproductiva tenían un riesgo casi 30 por ciento menor de ser diagnosticadas con endometriosis.

Un análisis posterior reveló que la amenorrea posparto representaba una parte, pero no la totalidad, de la reducción del riesgo. Esto apoya la idea de que la lactancia materna reduce el riesgo de endometriosis a través de otros medios - tal vez a través de su efecto sobre las hormonas.

También es importante señalar que el estudio solo incluyó a las mujeres que habían sido diagnosticadas con endometriosis. Por lo tanto, no es posible sacar conclusiones de estos resultados sobre si la lactancia afecta el desarrollo de la enfermedad o simplemente sus síntomas.

Una explicación podría ser que las mujeres que amamantan son menos propensas a buscar un diagnóstico para la endometriosis, tal vez porque experimentan menos dolor. Muchas mujeres y niñas con endometriosis no están diagnosticadas, y muchas pacientes son mal diagnosticados.

Además, debido a que el estudio no incluyó a las mujeres que habían sido diagnosticadas con endometriosis antes de su primer embarazo, no fue posible definir si la lactancia materna puede aliviar sus síntomas. Sin embargo, están dispuestos a ampliar su investigación.

"Dada la naturaleza crónica de la endometriosis y que muy pocos factores de riesgo modificables son actualmente conocidos, la lactancia materna puede ser un importante comportamiento modificable para reducir el riesgo de endometriosis entre las mujeres después del embarazo".
Dr. Leslie Farland