embarazo y ovulacion

5 formas de saber cuándo estás ovulando si estás buscando un embarazo

Cuando una pareja comienza la planificación familiar, es imprescindible conocer algunos aspectos que son beneficiosos y que aumentan la probabilidad de un embarazo.

El ciclo de la mujer juega un papel fundamental, el cual permite que el espermatozoide logre fecundar el óvulo sin dificultad. Tener en cuenta los aspectos de este artículo será un gran apoyo para convertirse en padres, sin necesidad de una ayuda externa.

El primer punto que necesitan saber muchas parejas, es que la mujer en su ciclo menstrual presenta días de mayor fertilidad, donde las posibilidades de embarazo son altas y su organismo está preparado para recibir a los espermatozoides.

Estos días son cercanos a la ovulación, sin embargo no son el mismo proceso. Se presentan dos días antes y dos días después de que comience la ovulación. En cambio, la ovulación es la expulsión del óvulo que se encuentra en los ovarios luego de su maduración, comenzando a descender por las trompas de Falopio.

Mientras se encuentra en descenso, la mujer tiene el umbral de mayor fertilidad, este hecho ocurre los días 13 y 14 del ciclo menstrual, si la mujer es regular (periodo de 28 días). Este proceso ocurre una vez al mes y es el momento más fértil de la mujer, ya que el óvulo está en condiciones ideales para que ocurra la fecundación, si no existe alguna alteración en el cuello uterino o en las trompas de Falopio.

El momento exacto de la ovulación es un poco impreciso de conseguir, pero tener un conocimiento de los días promedios resulta muy útil para mantener relaciones sexuales y lograr el embarazo.

Existen síntomas objetivos y subjetivos para conocer si la mujer se encuentra en la ovulación; nos referimos a síntomas objetivos con los cambios físicos que son casi inevitables en todas las mujeres, mientras que los síntomas subjetivos, son diferentes sensaciones que varían gradualmente con cada mujer.

Síntomas

En este artículo nos centramos en los cambios objetivos con el fin de que puedas comprobar la mayoría. Estos síntomas puedes analizarlos desde casa:

Flujo del moco cervical

Durante los días de ovulación se notan cambios en la textura y consistencia del flujo vaginal, como la cantidad y el color. Se vuelve abundante y parecido a la clara de huevo, además se puede estirar con los dedos. Este hecho es perfecto para que los espermatozoides se puedan desplazar fácilmente por el cuello uterino.

Aumento en la temperatura basal

Cuando ocurre la ovulación, el cuerpo segrega una mayor cantidad de la hormona femenina (progesterona), regulando la temperatura para condicionar al cuerpo. Puedes adquirir un termómetro específico en la farmacia. Todas las mañanas debes medir tu temperatura y si en los días teóricos de fertilidad presentan un aumento de la temperatura, es un indicativo de que estás ovulando

Aumento de la hormona Luteinizante

Existen test farmacéuticos que pueden detectar el nivel de esta hormona mediante la orina. Por lo general se segregan entre las 24 y 36 horas antes de que ocurra la ovulación. Y se puede detectar un aumento considerable que nos puede aportar un síntoma claro de ovulación.

embarazo y ovulacion

Test de ovulación

Así como el test de la hormona luteinizante, existen otros test que pueden consultarse en las farmacias y ayudan a esclarecer si la mujer se encuentra en un estado de ovulación. Es importante resaltar algunas condiciones para que el test sea efectivo:

  • Usar la prueba a la misma hora cada día.
  • Orinar varias veces antes de iniciar la prueba.
  • Si se utiliza un termómetro como medidor, es importante no hacer actividad física para evitar alterar la prueba.
  • Si se realiza con constancia, se puede determinar con exactitud los días de ovulación.
  • La prueba de luteinizante también conocida como valor LH, indica el momento de la ovulación, tanto ese día como el posterior.

Aumento de la cérvix

Cuando ocurre la ovulación, el cérvix o el cuello uterino tiende a subir y volverse más blando y abierto para recibir los espermatozoides y brindarle mejores probabilidades de inseminar el óvulo.

Existen algunos síntomas subjetivos como una pequeña pérdida de sangre durante la ovulación, que se observa de color rojizo oscuro o marrón. También se experimenta un aumento en el lívido sexual, con emociones más intensas y sensibles, un ejemplo es un leve dolor en los pechos.

Con estos datos puedes estudiar tu ciclo menstrual y aprovechar los días de ovulación para lograr la planificación familiar.

En caso de que luego de meses no hayas logrado el resultado esperado, la mejor opción es dirigirte a un especialista para que te realice distintas pruebas y determine la causa, la alteración puede ser originada tanto por el hombre como por la mujer.

Luego de los resultados se puede medicar un tratamiento o por el contrario, necesitar de alguna técnica de reproducción asistida.

En CELAGEM estamos listos para cumplir tu sueño

Somos especialistas en resolver problemas de fertilidad, fecundación In vitro o reproducción asistida. Queremos enseñarte algunos de nuestros tratamientos que tienen su primera cita totalmente gratis.

AGENDA GRATIS

DIAGNÓSTICO ONLINE