Cuando ocurre un embarazo, antes de la primera falta de la menstruación en la mujer, se presentan algunos síntomas que son signos para presumir el estado de gravidez y en su mayoría, son los primeros en aparecer, alertando a las futuras mamis de un posible embarazo. Aunque entre los síntomas más comunes de un embarazo, siempre se reconoce el primero como la ausencia de la menstruación., parecerá sorpresa, pero, esto no siempre suele ser así.

La falta de la menstruación puede deberse a otros factores por ejemplo el cambio de clima o una alteración emocional, aplicando en ambos casos, seas regular o irregular.

Por eso, si sospechas o estas en búsqueda de tener tu primer hijo, debes tomar en cuenta estos otros síntomas usuales de un embarazo, donde claramente puede variar según los distintos organismos. Y, sin más que decir, debemos estar atentas al siguiente lenguaje de nuestro cuerpo en esta maravillosa etapa por empezar.

5 Mitos sobre la Gestación Subrogada

Sangrado de implantación.

Este sangrado se reconoce como una “falsa regla” y luego de la fecundación, y justo cuando el embrión se implanta en el útero. Las manchas pueden ser ligeras, rosas o, por otro lado, presentar solo algunas gotas. Es importante señalar que aun cuando la gestación esté en desarrollo, la regla puede continuar, pero de forma superficial y corta, no es posible sangran en abundancia y durante los días completos a los que suele estar acostumbrado nuestro cuerpo. Si la mujer embarazada no presenta algún otro síntoma, pudiera apenas percibir el sangrado.

Sensibilidad Mamaria.

La sensibilidad mamaria y el aumento del volumen en los pechos, es uno de los primeros síntomas en aparecer, inclusive después de la fecundación y durante los primeros meses, comienza a sentirse dolor en los senos. Tal es el punto de sensibilidad que puede estar acompañada por molestos dolores, algo parecido a los síntomas molestos de la menstruación en el pecho.

Y el aumento del volumen se debe a que las mamas se están acondicionando para la lactancia, la producción del estrógeno y la progesterona durante el embarazo aumenta el flujo sanguíneo y esto hace que se presenten los cambios en los senos de la mujer embarazada.

Síntomas más comunes de un embarazo

Náuseas, vómitos y malestar general

Debido a que la progesterona está elevada durante el embarazo, la circulación en los intestinos se torna lenta, y las náuseas y los vómitos aparecen inclusive después de la implantación del embrión en el útero o a la sexta semana de la gestación, estos síntomas pueden desaparecer después del sexto mes.

Es uno de los síntomas más comunes que generalmente se presentan en la mañana al despertar o después del desayuno, pero también algunas gestantes con mayor sensibilidad a los cambios, pueden presentarlo a lo largo del día.

Otros malestares son la acidez estomacal, dolor de estómago, mala digestión y estreñimiento, gases o pesadez estomacal. La progesterona también puede impedir que algunos esfínteres no cierren completamente, como es el caso del cardias, que comunica el estómago y al esófago, ocasionando así la sensación del malestar o reflujo estomacal.

Para que la gestante pueda aplacar estos desagradables síntomas, es necesario que su dieta alimentaria sea rica en fibra, pero no debe excederse y sobre todo, lo mejor para esta etapa es tomar abundante líquido; además de consumir comidas ligeras y evitar algunos alimentos procesados, ya que contienen gran cantidad de conservantes. También es importante tomar infusiones ligeras, en ocasiones se recomienda té de hinojo o anís.

Mayor sensibilidad olfativa y gustativa

Esta sensación o malestar llamado hiperosmia, es un incremento exacerbado de la sensibilidad hacia algunos o casi todos los olores, causado por el aumento de estrógeno en el organismo de la gestante. Y además de provocar la agudización del olfato, también agudiza el sentido del gusto, causando intolerancia a olores y sabores, inclusive aquellos que hayan sido de su preferencia durante toda su vida.

Durante esta etapa, los olores que antes percibía poco, pudieran parecerle insoportables, al igual que el gusto, pudiera provocarle náuseas solo de pensar en aquella comida favorita.

Síntomas más comunes de un embarazo

Sensación de cansancio

Durante el primer trimestre y luego en el último trimestre, este forma parte de los síntomas más comunes de un embarazo, ya que son muchos los factores que hacen que la mujer embarazada se fatigue y canse. En los primeros meses, el bebé, él comienza a desarrollar sus órganos y para que el embrión progrese con un desarrollo normal, la madre aporta una gran cantidad de su energía.

La producción de sangre para que el flujo sanguíneo sea mayor y llegue el oxígeno y los nutrientes al bebé, hacen que el corazón de la embarazada bombee más rápido, esto genera fatiga a la gestante.

Las náuseas, los vómitos y el aumento en las ganas de micción generan también un desgaste de energía para la gestante, el interrumpir las horas de sueño hace que a lo largo del día la mujer presente episodios de cansancio fatiga o falta de energía.

La progesterona producida en mayor nivel por la mujer embarazada, es otro factor que influye, además del aumento del sueño, los cambios hormonales pueden hacer que situaciones que antes pudieran parecerle sin importancia, en esta etapa puede que les generen irritabilidad, causándole desgaste emocional, que se traduce normalmente en cansancio y fatiga.

Hinchazón Abdominal

Durante el proceso del embarazo, después que el útero comienza a crecer, reduce la cavidad abdominal comprimiendo los intestinos, esto hace que la mujer gestante sienta distensión en el abdomen sobre todo después de las comidas. La progesterona, elevada en la mujer embarazada, relaja los músculos intestinales y por esta razón los movimientos intestinales se hacen más lentos, ocasiona que los intestinos se compriman hacia el diafragma logrando la activación de otros malestares además de la hinchazón de abdomen.

Para minimizar esta molestia, es recomendable hacer una dieta rica en fibra, puede cocinar algunas frutas o verduras, para que el consumo de estas, no genere gases, también se recomienda hacer más de tres o cinco comidas al día que sean ligeras, para que el aparato digestivo trabaje de forma seguida y la digestión mejore mitigando los malestares.

Síntomas más comunes de un embarazo

Frecuentes ganas de orinar

Durante los primeros meses y luego en las últimas semanas de gestación, la frecuencia en la micción de la mujer embarazada crece. No te sorprendas si pasas gran parte de tu día corriendo al baño.

De la misma forma que el útero, por su crecimiento, este modifica la cavidad abdominal provocando hinchazón, comprime la vejiga y tal compresión impide que la vejiga se llene en su totalidad haciendo sentir que las ganas de orinar sean con mayor frecuencia.

También los riñones tienen mayor funcionamiento por el cambio en el nivel de la circulación. Durante esta etapa es recomendable que la gestante aumente la higiene íntima, ya que la frecuencia en la micción aumenta las posibilidades de infecciones de orina, que pudieran acarrear problemas al bebé en su nacimiento.

En conclusión, una mujer que esta a punto de iniciar este precioso ciclo de embarazo, puede llegar a presentar todos o solo algunos de estos síntomas más comunes de un embarazo, pero cabe destacar que lo mejor, siempre es acudir a tu centro especialista, para confirmar y controlar que tu embarazo se desarrolle completamente saludable.

Si deseas conocer más información, puedes visitarnos en nuestra website, Celagem, y disfrutar de todo el contenido interesante que tenemos para las parejas que sin duda, quieren ser padres en este 2022.

En CELAGEM estamos listos para cumplir tu sueño

Somos especialistas en resolver problemas de fertilidad, fecundación In vitro o reproducción asistida. Queremos enseñarte algunos de nuestros tratamientos que tienen su primera cita totalmente gratis.

AGENDA GRATIS

DIAGNÓSTICO ONLINE

Síntomas más comunes de un embarazo