(57) (1) 745 6614 - (+57) 350 4731076 - Carrera 7b Bis #132-38 Cons. 801 contacto@celagem.com

Dado que determinadas condiciones a las que se somete el ser humano, como el tabaquismo y la obesidad, acaban modificando sus células, también pueden afectar las del endometrio en la mujer. Esto desencadena que el líquido endometrial también se modifique y que en su secreción se libere información genética de la gestante que influencie el desarrollo del embrión.

En los seres humanos, el ADN se encuentra en el núcleo de las células, conteniendo la información genética determinante para el desarrollo y funcionamiento del organismo.

Sin embargo, en las mujeres, una pequeña parte de este genoma se encuentra también en las mitocondrias (orgánulos intracelulares que proporcionan la energía para el metabolismo interno de la célula). Esto, sumado a los hábitos y a unas condiciones de ambiente favorables para el embarazo, favorece la liberación de endorfinas  que estimulan el intercambio genético entre la gestante y el bebé.

“Esta comunicación puede inducir a que en el embrión se expresen o se inhiban funciones específicas dándose lugar a modificaciones que nos muestra el proceso de transmisión de enfermedades como la Diabetes o la Obesidad”, explican los investigadores.

Así, los resultados de este estudio otorgan el conocimiento de que existe esta comunicación entre el endometrio y el embrión, haciendo posible detectar cómo interrumpirla para impedir la transmisión de enfermedades como la obesidad y la diabetes cuando su causa es epigenética, e incluso, en los casos de la subrogación uterina, darle más importancia al historial de hábitos previos al embarazo de la gestante

EN / ES