(57) (1) 745 6614 - (+57) 350 4731076 - Carrera 7b Bis #132-38 Cons. 801 contacto@celagem.com

El estudio, que registró a 396 mujeres en nueve centros de fertilidad en siete países, asignó aleatoriamente a la mitad de las participantes a la detección de anomalías a través de PGT, mientras que el grupo restante recibió directamente el tratamiento de FIV. El número de mujeres que obtuvieron un parto exitoso dentro de los 12 meses siguientes al estudio, fue idéntico para ambos grupos, con un 24 por ciento. Ahora bien, sí se descubrió que las mujeres que recibieron el cribado PGT tenían significativamente menos probabilidades de tener un aborto espontáneo y esto puede ser suficiente para influir en algunas parejas.

“Muchas clínicas de fecundación in vitro pueden aprovecharse erróneamente de esto como un ‘gancho de venta’ para PGT”, afirma la profesora de Medicina Reproductiva en la Universidad de Southampton, Ying Cheong. “Es necesario enfatizar que estas son conclusiones secundarias las cuales el estudio no está en capacidad de responder definitivamente, por lo que deben interpretarse con precaución”.

Adicionalmente, aclara que las biopsias de embriones para aplicación de PGT, sin la evidencia suficiente de que funcionen correctamente “son una práctica clínica deficiente”, y agregó: “aún no comprendemos completamente la biología del desarrollo del óvulo y del embrión, y como tal, esto puede causar más perjuicios que beneficios. Por estas razones, es mi opinión que las PGT no deben ofrecerse a mujeres con edad materna avanzada”. Concluye Cheong.

__

Estudio original publicado en https://academic.oup.com/humrep/advance-article-abstract/doi/10.1093/humrep/dey262/5063306?redirectedFrom=fulltext
EN / ES