(57) (1) 745 6614 - (+57) 350 4731076 - Carrera 7b Bis #132-38 Cons. 801 contacto@celagem.com

Potencial de fertilidad

Celagem

Potencial de fertilidad femenino

A diferencia del hombre, que produce espermatozoides a lo largo de la mayor parte de su vida, la mujer nace con un número determinado de ovocitos (las células germinales que se convertirán en óvulos maduros). Durante la pubertad, esta cantidad se reduce casi a la mitad y continúa disminuyendo hasta la llegada de la menopausia. De forma equivalente, los niveles de la hormona antimulleriana (AMH) alcanzan los niveles máximos después de la pubertad, para luego disminuir paulatinamente a lo largo de la vida de la mujer, llegando a ser indetectables en la menopausia.

La hormona antimulleriana juega un papel fundamental en la foliculogénesis (el proceso de maduración del folículo ovárico) y determina el número de folículos antrales, pequeñas esferas en reposo llenas de líquido que contienen un óvulo inmaduro. Estos folículos pueden ser visibles e identificables durante los primeros días del ciclo menstrual.

El recuento de folículos antrales por medio de ecografía transvaginal es el método utilizado para medir la reserva ovárica de la mujer, es decir, la cantidad de óvulos fértiles que le quedan, determinando así su potencial fértil.

Asimismo, el recuento de folículos antrales constituye uno de los indicadores más precisos de la capacidad de que la mujer consiga la gestación por medio de una fecundación in vitro (FIV). Dicho de otro modo, los folículos antrales predicen el número de folículos maduros (dominantes) que pueden ser estimulados con la administración de medicamentos antes de la FIV. Así, el número de óvulos obtenidos tras la estimulación guarda directa relación con las tasas de éxito de la FIV.

De esta manera, la medición cuantitativa de la hormona antimulleriana  el recuento de folículos antrales y las hormonas sexuales FSH LH E2, permiten evaluar la reserva ovárica de la mujer, informando los límites de la fertilidad, para que así pueda decidir sobre su maternidad en base a datos reales sobre las posibilidades de lograr un embarazo, o bien, para determinar la necesidad de emplear la reproducción asistida.

 

Preservación de la fertilidad en la mujer

En el Centro Latinoamericano de Diagnóstico Genético Molecular, ofrecemos las técnicas de preservación de la fertilidad que brindan la posibilidad de postergar la maternidad a todas aquellas mujeres que así lo deseen.

Los procedimientos de preservación de la fertilidad están especialmente indicados para pacientes con riesgo de pérdida de su función ovárica, pacientes diagnosticadas con cáncer que van a recibir tratamiento de quimioterapia, radioterapia o trasplante de médula ósea, o mujeres con necesidad de someterse a cirugías ováricas, como en casos de endometriosis.

Igualmente, la preservación de la fertilidad se encuentra disponible sin indicación médica, en casos de mujeres que deciden postergar su maternidad por diversas razones, como circunstancias económicas o laborales.

 

Técnicas de preservación de la fertilidad en la mujer

Vitrificación de los óvulos: permite que los óvulos maduros conseguidos tras la estimulación ovárica sean criopreservados para usarlos posteriormente cuando la paciente lo decida, con el mismo pronóstico que se tenía en el momento de ser vitrificados. Debido a la ausencia de formación de cristales de hielo, las tasas de supervivencia de los ovocitos son elevadas, permitiendo preservar la maternidad con garantías razonables.

Congelación de la corteza ovárica: permite restablecer la función ovárica, con lo que incluso es posible conseguir gestaciones naturales y además, al tener niveles hormonales normales, se evitarían los efectos secundarios propios de una menopausia precoz (osteoporosis, sofocos, riesgo cardiovascular).

Potencial de fertilidad masculino

A través del análisis espermático es posible obtener datos acerca de la cantidad, movilidad y forma de los espermatozoides en el hombre. Cuando estas características presentan condiciones normales, se establece que el paciente posee un potencial fértil pleno, en capacidad de lograr un embarazo de forma natural.

Sin embargo, es posible que el análisis detecte un bajo recuento de espermatozoides, esperma inmóvil o no lo suficientemente rápido (caso en el cual muere antes de alcanzar el óvulo), esperma que no está formado correctamente o un líquido seminal muy denso (en el cual los espermatozoides no se pueden mover con facilidad).

Estas condiciones constituyen causas frecuentes de infertilidad masculina, relacionadas con exceso o insuficiencia de las hormonas que guían la producción de esperma. Igualmente, algunos problemas con la eyaculación pueden ser causa de infertilidad en el hombre.

Por otra parte, en algunos casos no es posible determinar la razón de infertilidad, desconociendo los motivos que evitan la unión del óvulo con el espermatozoide para dar lugar al embrión, a lo que se le denomina como infertilidad idiopática.

A partir del estudio del potencial de fertilidad masculino, es posible establecer un diagnóstico preciso así como la ruta de procedimientos a seguir para manejar los problemas de infertilidad, determinando el tratamiento más adecuado para el caso de cada paciente, ya sea intervención quirúrgica, suministro de medicamentos, tratamientos hormonales, o bien, acudir a la opción de donación de esperma.

 

Preservación de la fertilidad en el hombre

La criopreservación de esperma es la técnica de laboratorio que permite mantener los gametos masculinos inalterados y en perfectas condiciones durante un largo período de tiempo.

Esta técnica es especialmente recomendada para hombres en edad fértil que requieren o desean preservar su fertilidad, ya sea porque deben someterse a un tratamiento médico o por decisión personal.

 

¿En qué consiste la preservación de la fertilidad masculina?

La preservación de la fertilidad masculina es posible gracias a la congelación del esperma. La conservación en bancos de semen, en un ambiente especialmente controlado a bajas temperaturas, permite mantener los espermatozoides en óptimo estado en para que puedan ser utilizados en el futuro.

A pesar de que la calidad del semen puede disminuir con la edad, en los hombres la criopreservación de esperma para su uso posterior no suele ser una opción muy común, debido a que la formación de espermatozoides se mantiene, normalmente, durante toda la vida. Sin embargo, existen determinadas circunstancias en las que puede ser recomendable la congelación de esperma:

Pacientes oncológicos sometidos a tratamientos de quimio o radioterapia

Preservar la capacidad reproductiva en varones con baja calidad espermática

Circunstancias laborales como determinadas profesiones de riesgo que pueden poner en peligro la integridad del aparato reproductor o la calidad del semen

Preservar la capacidad reproductiva previa a la vasectomía

Para asegurar la disponibilidad de la muestra seminal en el tratamiento de fecundación in vitro

Así, existen distintas circunstancias en las que puede ser útil e incluso recomendable la congelación de semen por parte del varón. En ese sentido, será su médico quien mejor pueda aconsejarle en función de sus circunstancias personales y sus intereses de cara al futuro.

¿Deseas más información?
Entra en contacto y agenda tu consulta

Bogotá D.C.

Laboratorio clínico:
Carrera 7b Bis #132-38 Cons. 801 consulta médica:
Carrera 19c #90-14 Cons. 409
(57) (1) 745 6614 (+57) 321 432 7809

Miami
14711 SW 42nd St. Miami 33185
(1) 305-748-1395

Republica Dominicana
Alexander Montes de Oca, Torre Medical Net suite 404, Calle Rafael Augusto Sanchez 45

Síguenos en nuestras redes sociales

  

 

Corporacion Repronat SAS NIT 901-068-002-6

EN / ES