El nacimiento de un bebé puede desencadenar una mezcla de fuertes emociones, desde el entusiasmo y la alegría hasta el miedo y la ansiedad. Sin embargo, puede derivar en algo que podría no esperarse, la depresión.

La mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto después del nacimiento del bebé, que generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. La melancolía posparto generalmente empieza dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas.

depresión 1

Después del parto

Sin embargo, algunas madres primerizas padecen una forma de depresión más grave y de mayor duración, conocida como depresión posparto. Con poca frecuencia, después del parto, también se puede desarrollar un trastorno extremo del estado de ánimo llamado psicosis posparto.

Los síntomas de la depresión postparto duran más tiempo y son más graves. La nueva mamá puede sentirse desesperanzada e inútil y puede perder interés por el bebé. También, puede sentir deseos de lastimarse o lastimar a su hijo recién nacido. Muy pocas veces, estas nuevas mamás desarrollan algo más serio. Cuando es así, tienen alucinaciones. En este caso, necesitan tratamiento urgente, generalmente en un hospital.

La depresión postparto puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año de haber dado a luz. No se conoce la causa, pero puede ser que los cambios hormonales y físicos después del parto y el estrés de cuidar a un bebé jueguen un papel importante. Las mujeres que ya sufrían de depresión, representan un riesgo mayor.

Si cree que sufre de depresión postparto, coméntele a su proveedor de cuidados de salud. El tratamiento con medicamentos, incluyendo antidepresivos y terapia puede ayudarle a sentirse mejor.

Gestación 2

Signos y síntomas

La depresión posparto no es un defecto de carácter o una debilidad. A veces, se trata simplemente de una complicación del parto. Si tienes depresión posparto, un tratamiento inmediato puede ayudarte a controlar los síntomas y a crear un vínculo con tu bebé

Los signos y síntomas de la depresión postparto pueden incluir los siguientes:

· Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves· Llanto excesivo
· Dificultad para relacionarse con el bebé
· Aislarse de familiares y amigos
· Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
· Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
· Fatiga abrumadora o pérdida de energía
· Interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar
· Irritabilidad y enojo intensos
· Miedo a no ser una buena madre
· Desesperanza
· Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia
· Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones
· Inquietud
· Ansiedad grave y ataques de pánico
· Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé
· Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Si no se trata, la depresión posparto puede durar muchos meses o más.

Prevención

Si tienes antecedentes de depresión, especialmente la depresión posparto, consulta con el médico si estás planeando quedar embarazada o tan pronto como descubras que estás embarazada.

Durante el embarazo

El médico puede supervisarte minuciosamente para verificar si existen signos y síntomas de depresión. Puede hacerte completar un cuestionario para detectar la depresión durante el embarazo o luego del parto. A veces, la depresión leve puede tratarse con grupos de apoyo, terapia psicológica u otros tipos de terapia. En otras ocasiones, pueden recomendarte tomar antidepresivos, incluso durante el embarazo.

Después de que nazca tu hijo

Es posible que el médico te recomiende chequeos posparto tempranos para detectar signos y síntomas de la depresión posparto. Cuanto más rápido se detecta, más rápido puede iniciarse el tratamiento. Si tienes antecedentes de depresión posparto, el médico puede recomendarte un tratamiento con antidepresivos o psicoterapia inmediatamente después del parto.

Debido a factores culturales y sociales, es posible que la mujer no informe de manera voluntaria los síntomas de depresión, por lo que el personal de salud debe preguntar específicamente la presencia de dichos síntomas antes y después del parto. Además, se debe enseñar a las mujeres a reconocer los signos de depresión, que pueden estar confundidos con los efectos normales de la nueva maternidad (cansancio y dificultad en concentrarse).

En la visita posparto, todas las mujeres deben ser sometidas a una prueba de cuidado para valorar la presencia de depresión.

En CELAGEM estamos listos para cumplir tu sueño

Somos especialistas en resolver problemas de fertilidad, fecundación In vitro o reproducción asistida. Queremos enseñarte algunos de nuestros tratamientos que tienen su primera cita totalmente gratis.

AGENDA GRATIS

DIAGNÓSTICO ONLINE