El aparato genital femenino sufre diversos cambios fisiológicos durante la vida de la mujer. En la vagina, estos cambios se acompañan de variaciones en la flora y otros elementos que componen la zona íntima femenina. El equilibrio del ecosistema vaginal resulta fundamental para disminuir la incidencia de ciertas patologías y asegurar el bienestar de la mujer.

La limpieza de la zona genital es de vital importancia para evitar la aparición de infecciones y enfermedades. El objetivo de la higiene íntima es mantener la limpieza y prevenir la proliferación de patógenos que pueden dar lugar a alguna patología.

pexels cottonbro 6757773 scaled

Factores a tener en cuenta

El lavado de la zona íntima de la mujer se puede llevarse a cabo de forma independiente al resto del cuerpo. En el caso de que la limpieza de tu zona íntima la realices en el interior de la ducha o bañera, has de tener en cuenta dos factores que deberán estar siempre presentes en el lavado de tus genitales y es el uso de agua tibia y jabón neutro. Pues, se está ante una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer, por lo que su higiene y cuidado deberán ser delicados y responsables.

La higiene puede ser inadecuada por defecto, pero también por exceso. Además, es muy importante escoger cuidadosamente el producto que se utilizará.

Una higiene escasa o poco frecuente dificulta la eliminación de secreciones y de restos de la descamación de la piel. La acumulación de estos restos puede facilitar la proliferación de gérmenes indeseados.

El uso de jabones y duchas

El uso de jabones puede resecar aún más los tejidos de la zona vaginal externa y la vulva. Incluso los jabones dermatológicos convencionales pueden resultar agresivos sobre una zona tan delicada como son los genitales femeninos. Si, además, se utilizan perfumes o lociones, la flora de la zona íntima puede sufrir alteraciones, facilitando que aparezcan las infecciones.

Algunas mujeres utilizan duchas vaginales porque les hacen sentirse más limpias, pero, ¡es lo peor que pueden hacer! Estas duchas eliminan la barrera natural de protección de la mucosa vaginal. No deben utilizarse a no ser que lo prescriba un médico.

íntima 2

Entendiendo el ecosistema vaginal

Durante el embarazo se producen cambios en el ecosistema vaginal, además de variaciones en la fisiología del propio aparato reproductor, lo que puede aumentar las posibilidades de contraer infecciones (cistitis, vaginitis, etc.)
Además, existen otras situaciones que pueden alterar el equilibrio del ecosistema vaginal: la toma de antibióticos, el estrés, el uso de ropa muy ajustada y no transpirable, una higiene íntima inadecuada, etc.

Al verse alterado el ecosistema, se favorece la colonización de la zona por bacterias, lo que incrementa las posibilidades de contraer una infección, que si bien no tiene que tener consecuencias graves para el embarazo, debe ser tratado lo antes posible para evitar complicaciones.

Consejos para el día a día

Lo mejor siempre es la prevención, por eso te recomendamos que sigas estos consejos:

Límpiate siempre desde la vulva hacia el ano para evitar que las bacterias del ano entren en la vagina.

Usa productos especiales para limpiarte, que respeten el pH específico de esta zona y la flora vaginal, rica en lactobacilus.

No uses ropa interior muy ajustada, y que sea de fibras naturales.

Es normal que la cantidad de flujo en esos meses de periodo sea mayor. Puedes usar protectores pero debes cambiarlos muy a menudo para evitar humedad en la zona.

Lávate antes y después de mantener relaciones sexuales.

Los labios de la vulva tienen que separarse para facilitar la limpieza de los pliegues.

Es mejor no usar esponjas ya que son una fuente de gérmenes o, si lo haces, cambiarla muy a menudo.

No son recomendables las duchas vaginales ni los desodorantes íntimos.

Si necesitas más información, puedes consultar con expertos en el tema. Celagem cuenta con profesionales que te pueden ayudar y orientar sobre la higiene vaginal.

En CELAGEM estamos listos para cumplir tu sueño

Somos especialistas en resolver problemas de fertilidad, fecundación In vitro o reproducción asistida. Queremos enseñarte algunos de nuestros tratamientos que tienen su primera cita totalmente gratis.

AGENDA GRATIS

DIAGNÓSTICO ONLINE